Este hermoso lugar constituye el sector más representativo de San Isidro y simboliza la tradición virreinal y republicana del distrito. Fue fundado por el Conde de San Isidro. En él se encuentra la Casa de la Cultura, el Centro Cultural “El Olivar”, que alberga en sus instalaciones a la Biblioteca Municipal, la Biblioteca Infantil, el Teatro de Cámara, la Sala Multiusos y la Galería de Arte; y finalmente la Casa Museo Marina Núñez del Prado.

Dentro del Bosque El Olivar se destaca la belleza de la remodelada Laguna Artificial, lugar significativo dentro de la historia del distrito, así como la renovada rotonda dirigida a la reunión y disfrute familiar.

Este parque data del período colonial, época en la cual comenzaron también a construirse casas alrededor del parque, por lo que hoy día podemos encontrar casonas que con el pasar de los años y en una Lima moderna, poseen aún el estilo de la arquitectura de esa época. Sin ninguna duda es el atractivo más resaltante de San Isidro y constituye no solo un recuerdo vivo de la historia limeña, sino un gran pulmón para la ciudad ya que está poblado con más de 1500 arboles de olivos.

Por su antigüedad el Parque El Olivar fue declarado Monumento Nacional en 1959.

El encanto de El Olivar no sólo se limita al paisaje formado por sus señoriales árboles; asimismo, en sus frondosas copas habitan una gran variedad de especies de aves destacando el Turtupilín, el Botón de Oro, el Violinista y el Gavilán Acanelado junto a otras bellas aves completando un total de 22 especies aproximadamente.

Este parque poblado de arboles olivares es muy popular entre los limeños que acuden los fines de semana para disfrutar de la calma y el verdor del lugar, ideal para hacer un picnic. Este parque data de épocas coloniales y supuso el inicio del desarrollo del distrito construyéndose alrededor de éste las primeras viviendas, elegantes casonas de principios de siglo de la cuales hoy sólo quedan algunos vestigios.

Para 1560, el alcalde de turno decidió implementar la plantación de olivares pero sólo lograron sembrarse tres, luego la propagación se afianzó y se logró lo que se puede contemplar hasta nuestros días.

Dentro de los pasatiempos que se tienen en este parque está el de observar aves; aunque éste no sea muy popular se sabe que en este parque existen algo más de 15 especies entre las que se encuentran la Tórtola Orejuda, la Cuculí y la Tortolita así como también los Gorriones Americanos y los Gorriones Europeos en los muros y tejados.

El Olivar es todo un hito tanto en la historia colonial como en la del distrito, no sólo se caracteriza por su amplitud sino también por sus llamativos estanques revestidos de luz y color, que le otorgan esa importancia estética además de estar rodeada por el municipio del distrito, una galería de arte y la biblioteca municipal con su auditorio.

Sucede en las parras y en los olivos que el grosor del tronco revela su antigüedad. Tras medir más de 1.700 árboles de El Olivar de San Isidro, Vargas Flores se percató de uno cuyo perímetro troncal era de más de 7,3 metros. Su antigüedad era evidente. Tras realizar estimaciones métricas y otros cálculos de la masa arbórea del viejo olivo, el laboratorio español certificó en agosto pasado que el árbol en cuestión tiene una “edad estimada en 374 años, siendo su fecha de origen aproximado el año 1643 d.C.”, según indica el documento. Vargas y la ciencia concluyen, entonces, que este árbol sería uno de esos esquejes que plantó San Martín hace muchísimo tiempo.

Este parque es usado a menudo para muchas sesiones fotográficas debido a la belleza de su entorno ¿Aún no conoces este parque temático?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here