Goya. El artista que inicia el modernismo.

0
1259

Modernismo es la corriente artística que plantea que el hombre puede cambiar su medio ambiente a través de la ciencia, tecnología y el conocimiento. Los seres humanos y el artista deben rechazar la tradición. Promueve la experimentación y libertad de expresión. El Modernismo es el precursor de diferentes movimientos artísticos y corrientes de pensamiento como el Surrealismo y el Pos-modernismo.

Goya es considerado el artista que origina esta corriente siendo el último de los antiguos maestros y el primero de los modernos. Las obras de Goya son el espejo de su rica y variada personalidad, la cual, marcada por la experiencia buscó diversas formas de expresión. Se puede decir que la historia tuvo muchos Goyas, es decir, hubo el Goya costumbrista, el romántico; el hombre del pueblo y duro crítico del imperialismo; el Goya surrealista, el Goya liberal, el Goya visionario y el Goya atormentado.

SUS OBRAS:

PARASOL. (1777)

Goya deja el esquema compositivo que había seguido bajo la tutela de Bayeu.
Hay un nuevo tipo de organización.
– Figuras del primer término dentro de un esquema piramidal.
– Detrás, corta con una colina.
– Como fondo, el paisaje.

Estas obras han sido estudiadas en el contexto del Rococó.
– El paisaje y la disposición de las figuras se pueden asociar al movimiento pero el realismo no es una cualidad atribuida al estilo.
– Aparente inmediatez.
– Sensación de realidad lograda a través de la mirada que dirige la mujer al espectador.
• Él es la causa de su sonrisa.
• Imprecisión del espacio, proximidad de las figuras, forzada perspectiva y posición del quitasol.

            A WALK IN ANDALUSIA. (1777)                           EL PELELE. (1791 -92)

En 1780, Goya presenta un cuadro de Cristo crucificado a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando con la finalidad de ser aceptado como miembro y obtuvo por unanimidad casi de inmediato una respuesta positiva. Fue astuta la selección del tema, los académicos españoles apreciarían un desnudo cuyo tema era religioso. Desde el principio, una de las obras más conocidas y admiradas de Goya y criticada por algunos por la falta de sentido religioso en esta representación de Cristo.

En 1789 es nombrado pintor de la cámara del rey Carlos IV por lo que se dedica a pintar sus retratos y el de la reina Maria Luisa (parada o a caballo). La vestimenta se ajusta a la moda francesa del momento. La composición es convencional, el fondo con cortinaje verde que se abre diagonalmente y la mesa oculta tiene símbolos tradicionales de la realeza.

LA DUQUESA DE ALBA.

Algunos argumentan que fue una mujer con la que tenia cierta amistad, pero la mayoría piensa que era su amante. Los retratos de cuerpo entero hechos a la duquesa de Alba son de gran calidad. El primero se realizó antes de que enviudara y en él aparece vestida por completo a la moda francesa, con delicado traje blanco que contrasta con los vivos rojos del lazo que ciñe su cintura. En el segundo retrato la de Alba viste de luto y a la española, y posa en un sereno paisaje. De una belleza legendaria, fue después de la Reina, la dama más espléndida de España.

LA MAJA DESNUDA Y LA MAJA VESTIDA.

Obra polémica pues la fecha y modelo son muy discutidos. Tradicionalmente identificada como la duquesa de Alba pero ni el rostro ni la actitud ni las fechas posibles coinciden. Fecha aparente entre 1797 y 1800. La técnica usada recuerda a obras anteriores a 1795; incluso, 1790. La cabeza no parece ser parte del cuerpo, està como pegada ilógicamente al tronco. Se trata de una mujer real, contemporánea a Goya, e incluso en su época se le llamó «la Gitana».

Los caprichos de Goya

Serie de 80 grabados que representa una sátira de la sociedad española de finales del siglo XVIII, sobretodo de la nobleza y del clero. Goya, muy relacionado con los ilustrados, compartía sus reflexiones sobre los defectos de su sociedad. Eran contrarios al fanatismo religioso, a las supersticiones, a la Inquisición, a algunas órdenes religiosas, aspiraban a leyes más justas y a un nuevo sistema educativo. Todo ello lo criticó humorísticamente y sin piedad en estas láminas.

ASTA SU ABUELO. 😀 😀 😀 😀

Los árboles genealógicos de la nobleza, siempre deseosa de preservar su sangre y sus privilegios, se convierten en feroz sátira en esta escena donde un burro muestra su linaje, orgulloso de su procedencia hidalga. Se sugiere una ácida crítica a Manuel Godoy, quien había buscado su descendencia entre los Reyes Godos para justificar el aluvión de nombramientos y cargos que le caían encima por su amistad con los reyes, especialmente con Maria Luisa. De sus obras, son las que me parecen màs hilarantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here