Hace exactamente un mes se dió la oportunidad de viajar a Paracas y recorrer esta ciudad. Ciudad que ya conocía pero donde siempre los hoteles y estadías ofrecen temáticas distintas, y si uno se hospeda en algún sitio diferente a la vez anterior, la experiencia también se torna diferente. Además esta vez fue diferente porque estuve en compañía mi enamorado.

Paracas se ubica en la costa oeste de Perú. Es conocida por sus playas, como El Chaco, ubicada en la bahía protegida de Paracas. La ciudad es un punto de partida para ir a las Islas Ballestas, hogar de lobos marinos, pelícanos y pingüinos de Humboldt; a la Reserva Nacional de Paracas, robusta y rica en vida silvestre; que abarca el desierto, el océano, las islas y la Península de Paracas. El Candelabro de Paracas de la península es un enorme geoglifo prehistórico grabado en una ladera. Esta vez no pudimos ir allá, además porque ya lo conocíamos, pero sí visitamos caminando más sitios cerca a la bahía, como hospedarnos y estar en 2 hoteles de temática distinta como Kokopelli Hostel Paracas y Bamboo Lodge Paracas.

La bahía de Paracas tiene un color azulino y turquesa muy marcado, y las lanchas cerca a la orilla le dan otra vista al mar.

Las calles de El Chaco (el pueblo principal) están llenas de hoteles y hostales y la orilla tiene muchos restaurantes. Se tiene un contacto directo con la brisa y el mar, y uno puede entrar a la playa con facilidad puesto que la orilla está ahí, a un par de metros. A diferencia de otras playas no hay olas aquí.

El desierto y el mar se juntan  para dar forma a paisajes espectaculares en Paracas. Los acantilados que bordean las playas están llenos de vida, hay millones de aves que viven allí durante todo el año y miles de otras que vuelan desde el hemisferio norte y desde el sur, desde aves guaneras hasta los pingüinos de Humboldt. Ni qué decir del #sunset , una gamma de colores entre el rojo y amarillo se despliega en el cielo al atardecer, es realmente hermoso contemplarlo.

Ahora hablando de los hoteles donde nos hospedamos, se tuvo que hacer la reserva con un mínimo de 2 semanas de anticipación ya que en fechas previas a feriados como Semana Santa, los fines de semana sobretodo, los hospedajes están copados. Ica es el segundo departamento después del Cuzco que recibe más visitas extranjeras. Con un poco más de tiempo se hubiera podido visitar la Reserva pero ya la conocíamos.

KOKOPELLI HOSTEL

En Paracas está uno de los 3 hostels que hay en Perú, ya que los otros están en Lima y en Cuzco. Y desde hace unos años este tipo de hospedaje ha tenido mucha acogida en el país y otros lugares donde se vende la experiencia de la estadía en ese lugar. Gracias a que cuenta con una piscina y un área social grande donde se puede escuchar música en vivo, comer rico y tomar lo que gustes. Kokopelli se está haciendo cada vez más conocido por las personas extranjeras que lo recomiendan.

Tiene una área social grande en donde quepan muchos juegos de mesa, el restaurante bar con mesas y sillas de madera, muebles aparte y un sitio de hamacas. Si deseas más información el siguiente enlace te llevará a su página web: https://www.hostelkokopelli.com/

BAMBOO LODGE PARACAS

Este hotel lodge también tiene vista al mar, pero a comparación de Kokopelli hostel Paracas, en lugar de piscina tiene un jacuzzi que es de tamaño como para 2 personas cuya vista es increíble. Aprovechamos subir a la terraza antes del sunset y vean qué imágenes salieron.

El hotel cuenta con zona de recepción, 4 habitaciones por piso (4 pisos en total), 2 de las cuales tienen vista al mar. La suite matrimonial tiene 2 camas en caso de que también vayan familias (parejas e hijos). La habitación es muy cómoda, tiene wifi, ducha de agua fría y caliente, y también TV cable. Todo para que la estancia sea agradable. El pago de la habitación incluye desayuno buffet a la mañana siguiente.

Arquitectónicamente hablando en la bahía no existe uniformidad en las edificaciones, mas quizá en el color. Fachadas de tono claro o blanco, que usan el bambú y la madera en sus balcones, remates o interiores. Recomiendo visitar Paracas entre los meses de septiembre y abril porque en invierno se siente más frío del usual que se siente en la capital por estar cerca al océano.

Hasta otra oportunidad Paracas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here