Fernando Pazos Parró (Lima, 1958) es un arquitecto peruano famoso que ha pasado también por la publicidad y el diseño, pero volvió al arte para tratar de crear ese cuadro donde la pintura y el dibujo se fusionen, algo que  ha buscado durante toda su vida. Tiende a pintar espacios y volúmenes fugados donde se deja ver la influencia de la arquitectura. Hay un tono nostálgico en su pintura, los colores, los espacios vacíos… Son cosas que brotan de su interior con naturalidad. Él mantiene esa estructura de las casas antiguas porque son las de Miraflores, lugar donde vivió, con esos pisos de losetas cuadradas. Cada una de sus pinturas es como una invasión a esos espacios; a veces les pone objetos, juguetes porque quiere dejar constancia de la presencia del hombre pero sin mostrar la figura humana. Por eso las escaleras, las ventanas le son útiles como modo de expresión porque son lugares por donde pasa la luz y las sombras hacen lo suyo.

IMG_9247

En la exposición “Interiores extremos” asistimos a un collage de líneas, trazos, formas geométricas, planos que se sobreponen, misteriosas escaleras, colores caprichosos, texturas, y todas se dirigen hacia un destino. Cada obra expuesta se encuentra dentro del campo surrealista, rozando la parte onírica del ser, pues, si bien la perspectiva utilizada le daría tal característica, no es la única herramienta que el artista utiliza dentro de su estilo; también invade el espacio de un cuerpo sobre otro, permite que la línea y el color escapen a los límites formales iniciales, generando así una lectura diferente que se encuentra entre lo tridimensional y lo bidimensional.

IMG_9248IMG_9252IMG_9249

No sòlo es arquitecto, tambièn es un artista plástico que ha hecho ya once exposiciones individuales y más de 30 exposiciones colectivas. Cursó estudios de Arquitectura y Dirección de Arte en la EICTV en La Habana, Cuba, así como estudios de Publicidad, tambièn Dibujo en el Taller del artista español Miguel Gayo y Margarita Checa, y Grabado con Augusta Barreda.

IMG_9253IMG_9246IMG_9245

Sus cuadros hechos en acrílico, tinta y acuarela, y el costo de sus obras oscila entre 2500 y 4000 euros. En sus pinturas plasma sus conocimientos de arquitectura que denotan mucha perspectiva, manejo de espacios y profundidad, que hacen que el público se sienta atraído a sus obras. Los lápices, tintas de color y el acrílico destacan en su trabajo. Cabe resaltar que en la muestra el artista, no solo coloca a estas construcciones como un espacio físico, sino también, como un lugar que refleja vivencias, deseos y sentimientos, no solo por parte del artista, sino también por parte del propio público que durante el proceso de contemplación saca a flote todas estas experiencias.

IMG_9251

De verdad es todo un lujo poder comprar una obra de estas. ♥ ♥ ♥

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here