Este viaje por carretera había sido programado unos 3 meses atrás, cuando en taller por primera vez en toda la carrera nos enseñaban a diseñar un Ecolodge turístico en un terreno con pendiente cuya ubicación era Chincheros, Cuzco. A la semana de iniciar ese proyecto teníamos muchas ansias de conocer uno así, por lo que programamos un viaje a otra parte de la sierra de nuestro país donde hubiera un ecolodge temático en un terreno con características similares a las del lugar de trabajo del proyecto. Se trataba del CASONA PLAZA HOTEL ECOLODGE COLCA

Inmediatamente hicimos la reserva para ir antes de que finalizara el proyecto y sea la entrega final. Pero el cruce con trabajos de otros cursos no permitió que se diera en esa fecha, así que lo pospusimos para viajar terminando el ciclo. En la entrega final me fue muy bien porque en verdad disfruté diseñando este proyecto. No fue fácil hacerlo con sólo mirar ejemplos en la web. Tuvimos que investigar sobre materialidad, detalles constructivos y hasta mejorar en la representación de los cortes. Y aprovechar al máximo la excavación del terreno y el relleno en algunas partes para no desperdiciar tierra.

Para llegar a la ciudad blanca por carretera tomamos un bus desde Lima. Cruz del Sur es bueno en sus servicios, así que recomiendo a la agencia en caso quieran hacer lo mismo. Son 17 horas por tierra en comparación con el tiempo que toma ir en avión (1 hora). Pero lo bonito de un viaje por tierra es poder disfrutar un poco de la vista del paisaje.

Arequipa fue fundada el 15 de agosto de 1540. Es una ciudad muy limpia y ordenada. Conversábamos entre nosotros que no había otra ciudad así en todo el Perú. Lo digo en forma general ya que sus alrededores también son limpios. El cañón del Colca es inmenso y tiene un abismo que supera los 3 000 m.s.n.m. El Colca es dos veces más profundo que el famoso Cañón del Colorado en los Estados Unidos. Y desde los miradores de la ciudad se pueden ver las extensas campiñas verdes y los volcanes y nevados que posee, el Misti es el más importante, luego están el Chachani y el Pichu Pichu. Ni qué decir de nuestra fauna; es único poder ver el hábitat de la vicuña. Si te gustaría especializarte como paisajista, sin duda es uno de los mejores departamentos para conocer y enriquecer tus conceptos sobre paisajismo.

Además de edificios religiosos, la ciudad posee casas coloniales hermosas del siglo XVII y XVIII. Algunas de ellas siguen siendo privadas; vendieron la mayoría a los bancos o fueron reconstruidas como galerías de compras y hoteles. Algunas de estas casas coloniales pueden todavía ser visitadas. Caminando cerca a mi hotel en Arequipa me dí con la sorpresa de que allí se encuentra la casa de nuestro escritor famoso Mario Vargas Llosa, casa que ahora es museo.

La Plaza de Armas principal es una de las más bellas del Perú y conserva muy bien su arquitectura histórica y en su contorno encontramos primorosos edificios con bellos portales y arquerías, entre los que se ubican la Municipalidad, la Iglesia Catedral y el Templo de La Compañía.

Catedral de Arequipa
Ubicada frente a la Plaza de Armas. Es uno de los primeros monumentos religiosos del siglo XVII en la ciudad. Se construyó en sillar (piedra de origen volcánico), de estilo neoclásico. Preserva objetos invaluables como un púlpito traído desde Lille – Francia; y un órgano monumental belga, de 15 metros de alto.
Con un estilo neorrenacentista, es una parada obligatoria para los turistas pero mucho más para quienes estudian arquitectura.

La denominada arquitectura colonial de Arequipa es un especial y original sentido de lugar. Es una arquitectura en donde el mestizaje se tradujo en armonía entre lo hispano y lo regional. Esta ciudad todavía cuenta con varias edificaciones de esta arquitectura, pese al último terremoto del 23 de Junio del 2001, y de seguro seguirán como siempre formando parte importante del paisaje urbano de la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here