Cada 20 de enero es una fecha conmemorativa para mí ya que es el día de mi onomástico. Este año desde su comienzo ha sido un año agitado. En Perú se esperaba con ansias el Dakar 2018 y el inicio de la competencia el 06 de enero. Con el paso de los días la competencia estuvo más reñida y difícil, y el 20 de enero los competidores estaban a un día de culminar el tramo final en Córdoba, Argentina.

Ya que el 13 y 14 de enero el tramo incluía el Salar de Uyuni en el Departamento de Potosí, Bolivia, estuve recordando los paisajes bellos que ví a inicios del 2016. El viaje fue sencillamente hermoso. Nunca había visto un salar con tanta magnitud y belleza, y además hoteles y esculturas de sal con una temática que hablaba de la cultura boliviana.

Supe por mi primo de Bolivia antes de ir a mirar la última película de Star Wars que grabaron gran parte de las escenas en el salar de Uyuni y que en agradecimiento la producción había construído un gran robot de la película. Me emociona la idea de volver un día y tomarme fotos con dicha escultura. Tenemos que conocerlo!!!

Otro suceso importante en esta fecha fue la visita del Papa Francisco al Perú. La mayoría de católicos que conozco fueron a verlo y escucharlo. El Papa ya se encontraba en Perú desde el 18 de enero y como parte de su itinerario partió a Trujillo el 20 de enero para hablar sobre el problema de la trata de personas.

Desde hace buen tiempo que esta bella ciudad carece de seguridad, y ni empresarios ni personas sin bienes se sienten seguras de vivir allí. Aún así, la ciudad de Trujillo posee bellas playas y casonas con arquitectura republicana y colonial que se deben seguir conservando en buen estado. Como sabrán, la ciudadela de Chan Chan perteneciente a la Cultura Chimú se encuentra allí y es un precioso tesoro que debe ser resguardado. Por estos y más motivos es que Trujillo debe volver a ser segura como antes.

Siempre creí que una persona que influye positivamente en la vida de las personas sean de donde sean y vengan de donde vengan son una buena inversión y ejemplos a seguir para continuar ejerciendo y promoviendo acciones buenas. Uno de los motivos de la visita del Papa fue por ejemplo, instar a los pobladores de la Selva Central (Madre de Dios) a cuidar el medio ambiente y generar impacto positivo en el planeta, y ya que no sólo los arquitectos sino todos los profesionales y ciudadanos debemos estar comprometidos con ello, fue muy buena idea tocar el tema.

Por último, el 20 de enero recibí muchas gratas sorpresas: mensajes, llamadas y postales, así como algunos obsequios. Uno de ellos fue una hermosa vasija compuesta de varias piezas de madera exótica traía por mi padre, me quedé sorprendida al ver que cada pieza cuadrangular encajaba exactamente una al lado de otra para así componer la vasija que además tenía muchos colores naturales de distintas especies de madera. ♥ ♥ ♥

La constructora donde trabajo actualmente también me dió una sorpresa el lunes 22, a 2 días de pasado mi cumpleaños pero agradecí y agradezco mucho el lindo gesto. Pasé mi cumpleaños con expectativas grandes para el futuro. Se vienen sorpresas para el blog este año, un nuevo idioma que aprender como reto y ventas online de cositas de diseño para el hogar. Así que estén atentos!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here