Un día como hoy llegó a su fin mi viaje programado en la ciudad imperial del Cusco. Llegué a Lima para emprender viaje a Huancayo y luego a Tanta, perteneciente a Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas, en la provincia de Huarochirí, Lima. Cusco sin lugar a dudas ha sido la ciudad más hermosa que he visto hasta ahora. Encierra mucha historia, dentro de ella la arquitectura incaica y los valles andinos que enamoran.

Es obligatorio para un peruano visitar la ciudad imperial antes que cualquier otra ciudad y/o otro país y más obligatorio si estudias arquitectura en Perú o ya eres arquitecto. A mi apreciación es la ciudad más hermosa que tenemos. Fueron sus edificaciones monumentales las primeras que captaron mi atención cuando estuve allá, sus ruinas arqueológicas, casonas y catedrales; así que hoy, cumpliéndose 3 años de aquel viaje y siendo que recién hace unos días estábamos celebrando fiestas patrias como peruanos, les hice una lista de cada lugar en el orden que los visité. ♥

  1. PIQUILLACTA. Ciudad pre incaica en el valle sur de Cusco.

Es uno de los lugares preíncas más famosos y mejor conservados de las ciudades antiguas que existieron en Perú. Pero son varios los asentamientos humanos antiguos en Perú; cada uno con conocimientos y tecnologías específicas, que luego contribuyeron al establecimiento del Imperio más grande del hemisferio occidental. Los pueblos pre–incas que ocuparon el Valle del Cusco fueron pueblos relativamente “pacíficos”; buscaban dominar los recursos naturales de la zona y la superposición y dominio de su cultura. Piquillacta fue desarrollado entre los años 600 y 1000 d.C. por la cultura Wari proveniente de los Andes Centrales (Ayacucho), se expandió hacia el sur, ubicándose en regiones alto andinas como Cusco y Sicuani, y desde allí se expandió a los valles occidentales de la costa sur en Arequipa.

Se encuentra a unos 30 km del sureste de la ciudad de Cusco. El templo Piquillacta se caracteriza por contar con construcciones hechas a base de piedras y barro, las cuales se encuentran separadas por calles rectas e imponentes muros de hasta 12 metros de altura.

2. SACSAYHUAMÁN

Después de Machupicchu es la ciudadela que más gustó a su escritora. Es una “fortaleza ceremonial” llamada así por los primeros españoles que arribaron a la Ciudad de Qosqo, ubicada dos kilómetros al norte de la ciudad de Cusco. Se comenzó a construir durante el gobierno de Pachacuteq, en el siglo XV; sin embargo, fue Huayna Capac quien le dio el toque final en el siglo XVI. Desde allí se puede observar toda la ciudad y sus alrededores (la forma de puma del cual la cabeza es Sacsayhuamán).

3. QORIKANCHA. El templo inca de oro.

Construido en las sombras de los Andes, el templo dorado de Cusco fue la pieza central de un imperio que revolucionó el urbanismo en América del sur. Cuando Pachacútec asumió el trono inca en 1438, comenzó a reformar la ciudad de Cusco mediante la reestructuración de la red de calles, que se mantiene hasta el día de hoy. Se dice que la ciudad está diseñada con la forma de un puma, con Coricancha ubicado en la cola del animal y considerado el sitio más sagrado de la mitología inca.

La ubicación de Coricancha dentro de la ciudad fue muy importante. Situado en la convergencia de las cuatro carreteras principales y conectado a los cuatro distritos del imperio, el templo consolidó la importancia simbólica de la religión, uniendo las prácticas culturales divergentes que se observaban en el vasto territorio controlado por los incas.

Además de albergar a más de 4.000 sacerdotes, la ubicación del templo en relación con las montañas cercanas de los Andes hizo que Coricancha funcionara como un enorme calendario. Las sombras arrojadas por las piedras colocadas en las estribaciones se podían ver desde el templo, marcando el solsticio y los equinoccios observados por el imperio inca.

4. TAMBOMACHAY. El baño de la ñusta.

Es el nombre que me es más familiar que cualquiera ya que es un apelativo que he tenido desde niña. Personas cercanas a mí me llamaban de esa manera. 😊

Tambomachay es un sitio que consiste en una serie de acueductos, canales y cascadas delicadamente tallados que atraviesan las rocas aterrazadas. En realidad era el sitio favorito de la élite inca y la familia real solía descansar allí. Algunos lo llaman también Baños del Inca. Tambomachay es un gran ejemplo de la capacidad de los arquitectos antiguos para armonizar las construcciones con el paisaje, creando un espacio donde el sonido del agua hace eco en los canales, lo que resulta en una atmósfera hermosamente pacífica.

5. PISAC

Ubicado a solo 33 km al noreste de Cuzco por una carretera asfaltada, es el punto de partida más conveniente para el Valle Sagrado. Las ruinas se extienden sobre un área grande y siguen una cresta superior de la montaña larga. Cerca del estacionamiento principal, en la parte superior de las ruinas se encuentra el cementerio inca más grande conocido, un asentamiento residencial y baños ceremoniales. Más abajo en la montaña, se encuentra el complejo del templo construido con granito rosa tallado, con un templo solar, canales de agua y pozos. Y finalmente, unos cientos metros más abajo se encuentra una hermosa área urbana ubicada en un alto promontorio semicircular. La ruina está rodeada de amplias terrazas agrícolas que armonizan con la curvatura natural del paisaje.

6. TIPÓN

Si hablamos de sabiduría hidráulica Inca destacamos a Tipón, poblado ubicado a 23 km al sudeste del Cusco, a una altitud de 3,560 msnm, ubicado en el distrito de Oropesa, provincia de Quispicanchis, fue un adoratorio mayor donde se rendía culto al agua con el cuidado y la veneración que los incas trataban a este elemento. Este complejo ha sido distinguido por la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles (ASCE por sus siglas en ingles) como maravilla de la Ingeniería Civil. El respeto al entorno natural y la tecnología usada para movilizar las aguas de los manantiales son un modelo de ingeniería hidráulica al servicio del hombre y la naturaleza que realmente impresiona. El lugar se siente super tranquilo gracias al sonido del agua recorriendo los canales.

7. OLLANTAYTAMBO.

Durante el Imperio Inca, Ollantaytambo fue la propiedad real del emperador Pachacútec, quien conquistó la región y construyó la ciudad y un centro ceremonial. En el momento de la Conquista española del Perú sirvió como bastión para Manco Inca Yupanqui, líder de la resistencia inca. Hoy en día, ubicado en lo que se llama el Valle Sagrado de los Incas, es una importante atracción turística debido a sus ruinas incas y su ubicación de camino a uno de los puntos de partida más comunes para la caminata de cuatro días y tres noches conocida como el Camino Inca. Pronto escribiré la historia del origen de su nombre.

8. QUENQO.

Fue el lugar más aglomerado de personas y sin exagerar, más que Machupicchu en proporción de tamaño. Estudios indican que Quenqo fue utilizado para rituales de muerte, posiblemente para embalsamar cuerpos o detectar si una persona vivía una buena vida siguiendo el curso seguido por el líquido. era un sitio extremadamente sagrado para los Incas y a pesar del probable propósito espeluznante del templo, sus túneles y cámaras talladas son una obra asombrosa de la arquitectura antigua, y un viaje a Qenqo seguramente hará ruedas de misterio dentro de cada visitante.

9. MACHUPICCHU.

Este día fue memorable. Por fin estábamos en aguas calientes visitando el pueblo, conociendo algunos hoteles temáticos y cerca de la estación de tren para partir rumbo a Machupicchu. Es el sitio arqueológico más inspirador, desde que fue descubierto ha recibido visitas nacionales e internacionales.

Machupicchu es el sitio de una antigua ciudad inca, en lo alto de los Andes del Perú. Situado a 2430m, el sitio a menudo se conoce como “La Ciudad Perdida de los Incas”. Es uno de los conjuntos de ruinas más famosos y espectaculares del mundo. Un sitio del patrimonio mundial de la UNESCO desde 1983, Machu Picchu recibe a más de un millón de visitantes por año y es una de las 7 nuevas maravillas del mundo.

Para acceder a Machupicchu lo puedes hacer en tren, o caminando. Hoy en día se promueve mucho el trekking y me hubiese encantado hacer esa subida como parte del camino inca pero fue un viaje familiar y habían niños, así que postergué la posibilidad hasta otra oportunidad en donde vaya acompañada de un grupo de turistas que quieran hacer lo mismo. Ud. puede encontrar información más detallada de lo que es el Qhapac Ñan o Camino Inca aquí: http://midiarioyviajes.com/qhapac-nan-el-camino-de-los-incas-parte-i/

10. PLAZA DE ARMAS

Se encuentra en el centro colonial de la ciudad de Cusco. Es una plaza viva, que cada día atestigua cosas nuevas y olvida otras. Se han olvidado o perdido muchas cosas, empezando por su nombre hace milenios, o el nombre quechua que debió tener. Wakaypata es el nombre más aceptado, aunque podrían ser Aukaypata, Haucaypata o AWakapata. Hoy en día los edificios coloniales españoles y las largas arcadas de piedra dominan la arquitectura de la plaza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here