¿Has escuchado alguna vez qué es el borde infinito, de qué se trata y cómo funciona? Pues bien, este concepto ya se había adueñado de varios proyectos hace unos pocos años atrás en algunos lugares del mundo antes de que la moda llegara al Perú y América Latina.

Se aprende mucho cuando se viaja y esta es una de las razones por las cuales busco hospedarme en lugares que estén conectados con la naturaleza y posean cosas innovadoras en su diseño. Este moderno concepto en piscinas está bien aplicado en sitios justamente alejados de la ciudad porque se puede ver el paisaje y además crea una sensación de estar al “borde de un precipicio”.

A manera de anécdota que tengo para contarles, yo estaba encima de un unicornio inflable (que por cierto está muy de moda para las chicas) cuando de pronto la leve corriente del agua me llevó hacia el borde y sentí miedo porque después de donde termina la piscina no se veía nada excepto los árboles y la planicie debajo de mí y pensé que iba a caer al vacío.

Una de las cosas que me gustan de este tipo de piscinas es que la línea horizonte (agua) parte la vista en 2 y entonces la cámara capta imágenes espléndidas de lo que haya en frente de la piscina sean edificios altos y modernos o bellos paisajes como éste ubicado en Tarapoto. ♥.♥

El concepto de piscina desbordante lo aplicamos a todas aquellas piscinas en la que la lámina de agua rebosa por encima de los niveles del borde ya sea por un lado o por todos, y ya sea con caída o sin caída, pudiendo adecuarse perfectamente al estilo que queramos.

Las piscinas desbordantes infinity, infinitas o sin fin son aquellas en la que el desbordante se produce en alguno de los bordes de la piscina. Por ejemplo, en una piscina rectangular, desborde por uno, dos o tres lados de la piscina. Se llaman así por el efecto óptico que produce el no ver donde acaba la piscina. En las que tienen vista hacia el mar, puede dar la sensación de que continúa con el agua del mar. Por ello se llaman infinitas y son las que tienen mayor atractivo estético. El agua rebasa el borde y cae verticalmente desde mayor o menor altura, sobre una canaleta que actúa como depósito de compensación.

En las piscinas tradicionales o de skimmer el nivel del agua se encuentra unos centímetros bajo el borde de la piscina y unos centímetros sobre el nivel del skimmer, que es el hueco que sirve para limpiar el agua de la superficie de la piscina y también, junto con las tomas de fondo, introducir el agua en el sistema de depuración.

En las desbordantes el agua desborda por todo o parte del perímetro de la piscina. El equipo de depuración aspira el agua procedente de la piscina a través de las tomas de fondo y de la canaleta perimetral o canaleta de caída. Posteriormente el agua retorna al vaso de la piscina a través de los colectores de impulsión.

Este tipo de piscinas tienen una mayor capacidad de limpieza, al tener una lámina perimetral desbordante a un depósito que recogerá el agua y lo devolverá a la piscina una vez filtrado. Si hay algún inconveniente, es el incremento en el consumo de agua al haber mayor evaporación y la pérdida de temperatura en caso de estar climatizada.

Las piscinas infinitas son a menudo más costosas que una piscina tradicional y requieren una estructura mecánica (ingeniería hidráulica) apropiada y el cuidado de ciertos detalles arquitectónicos. Casi siempre son construidas en lugares precarios (acantilados, cimas de las montañas, frente a la playa, etc), por lo que en estos casos se requiere una sólida ingeniería de estructuras. En estos casos, la ingeniería estructural debe tener muy en cuenta las condiciones geológicas del sitio. Los altos costos de estas piscinas se deben a menudo a los sistemas de cimentación que las sujetan a las laderas.

¿No te has enamorado ya de este tipo de piscinas? ♥ ♥ ♥

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here