Hablar de hoteles y su diseño es encontrarme conmigo misma en un futuro. Siempre soñé con diseñar hoteles auténticos y creo que será tema de mi tesis para graduarme. Así, que sí, me encanta hablar de hoteles, sus espacios, decoración y sobretodo si los visité. Las instalaciones, materiales y áreas comunes de un hotel son los que llaman mi atención para elegirlos, pero ya que mi viaje a Europa incluía los nombres de cada hotel con anticipación sólo me quedó aguardar con ansias el conocerlos.

  1. Hotel Mercure París Porte De Versalles Expo. Como saben la primera ciudad que visité fue París y ahí me hospedé en este gran hotel, sitiado a una hora caminando desde el Centro de la ciudad.

Este hotel tiene un ingreso y hall cálidos. Es una clase de pérgola transparente que encierran el espacio que recibe a los visitantes. Peculiarmente me gustó ver las mamparas de vidrio abrirse sin tocar nada sino solo por el sensor y hay una zona parqueo en el exterior para los buses o autos que dejan a sus pasajeros en el hotel. Al ingresar se encuentra el módulo para atención a los huéspedes y al lado izquierdo el restaurante del hotel , pero bajando las escaleras un poco más atrás está el espacio del desayuno con toda la zona buffet. ♥

Me trasladé desde las instalaciones del aeropuerto de París a este hotel, pasando en el recorrido por una vía expresa parecida a la que tenemos en Lima. Luego, al ingresar mi equipaje lo primero que me dieron es una tarjeta (ahí fue cuando me sorprendí porque me preguntaba a qué hora recibiría las llaves 😅). Subí por el asensor al piso que me tocaba y finalmente entré a mi cuarto. Era hermoso, amplio, me encantó la decoración, los snacks que tenía allí y me traje inclusive varios cafés y mantequillas envasadas en bolsitas pequeñas, todo era bueno hasta que prendí la Tv y todos los canales estaban en idioma francés y sin traductor. Me gustaba el hecho de que estuviera repasando algo de lo que estudié del idioma pero me quedé sin comprender gran parte de la trama de una película que me quedé mirando. 🙈🙉🙊

2. Martin´s Brussels Eu Hotel

A este bello hotel conocí primero por fotos y me encantó que tuvieran una escultura de un gorila en el hall cerca a la recepción, fue increíble! Un hotel de 4 estrellas, relativamente cómodo si es pagado en paquete con los tours y todo. ♥

Martin’s Brussels EU es un hotel de moda, con una ubicación ideal en el centro del distrito europeo de Bruselas y a cinco minutos en metro del centro histórico de la ciudad. Sus habitaciones son cómodas y tienen un estilo y diseño contemporáneo, y lo mejor, están equipadas hasta el más mínimo detalle. Encuentras una jarra eléctrica para hervir agua, mermelada y mantequilla envasados, café, entre otras bebidas y galletas. También se puede ir al bar, restaurante o gimnasio (para acceder a este último tendrías que verificar tu paquete y si el precio incluye este servicio). Me gustó porque se sentía como en casa, estar en un ambiente íntimo creado por una acústica especial, iluminación de diseño, materiales de calidad y esquemas de colores cálidos. Ese día al llegar a Bruselas estaba todo tan callado por ser domingo y nos dió la facilidad de descansar un poco antes de hacer las excursiones del siguiente día. ♥ Disfruté del sol en el jardín del hotel y del hermoso diseño.

Elegir este hotel es la base ideal para descubrir Bruselas, con sus tesoros arquitectónicos y numerosos museos, parques y negocios. Sentí esa tranquilidad y estilo de vida de Bruselas, eso que hace que la capital europea sea tan encantadora. Además, supe que ejecutivos o empresas reconocidas elegían este hotel por tener prestigio para sus seminarios, eventos corporativos, conferencias y reuniones, ya que Martin’s Brussels EU tiene cinco salas de reuniones que pueden acomodar de 5 a 120 personas. En 2012, este hotel recibió el sello de calidad EMAS y en 2014 la Llave Verde por su progresiva gestión ambiental.

3. Park Plaza Amsterdam Airport Hotel

Este es un hotel bonito, muy sofisticado, con clase pero si se toma un taxi desde el aeropuerto o estación de tren te sale algo como 40 euros. El Park Plaza Amsterdam Airport está ubicado en un lugar estratégico, cerca de la A9, a 10 minutos en coche del aeropuerto de Schiphol y del centro de Ámsterdam. A solo 10 minutos a pie hay una parada de tranvía que comunica directamente con el centro de Ámsterdam, y los huéspedes disponen de WiFi gratuita en las zonas compartidas y conexión gratuita a internet de alta velocidad en las habitaciones. Aquí fue donde adquirí mi chip con número europeo de duración 1 mes para poder tener datos y usarlos para redes sociales o el google maps sin necesidad de una red wifi.

El mismo hotel ofrece servicios de traslado privado y enlace de ida y vuelta con el aeropuerto, ambos gratuitos. Las habitaciones son cómodas, y el establecimiento también alberga un bar elegante, un restaurante, una sala de juegos con varias mesas de billar, un spa de acceso gratuito, centro de fitness y centro de bienestar. Y al igual que el hotel anterior, también tiene ambientes para reuniones o eventos.

El establecimiento queda a 10 km de la evocadora ciudad de Haarlem, a 18 km de la costa del mar del Norte y a 15 km de la típica ciudad neerlandesa de Zaandam.

4. City Hotel Berlín East

Este elegante hotel está a 15 minutos en tranvía de la famosa plaza berlinesa de Alexanderplatz y justo enfrente de la parada. Y para todos los que queríamos conocer hay recintos culturales, deportivos y polivalentes en los aledaños del hotel, como el Sportforum, el complejo del Velódromo y la Max-Schmeling-Halle. Ya sea para turistas o viajeros por negocios, Berlín tiene algo para todo el mundo.

Llegamos al hotel y habían muchos turistas en el lobby esperando su tarjeta (llave del dormitorio). Pero me gustó mucho el uso de la madera en el diseño de algunos ambientes junto al lobby. Del dormitorio puedo decir que todo estuvo bien excepto por la Tv (era antigua). No me quejaré, en todos los hoteles teníamos jarra hervidora, tazas, cucharas, azúcar, edulcorantes, jugos y hasta algunos aperitivos. He tomado algunas fotos de tripadvisor porque no tuvimos mucho tiempo de tomarnos fotos allí. Pero debo decir que en Berlín quizá caminamos más que en otras ciudades, desde la noche hasta muy de madrugada recorriendo sus calles. Es una ciudad cálida y este hotel tenia sus peculiaridades, como ser de la época soviética y se notaba en su fachada.

5. Internacional Praga Hotel

Este hotel es uno de los más bonitos y elegantes que hay en Praga nos dijeron. Y sí, parecía un gran palacio con todas las alfombras, sillones y piezas que tiene en su lobby y otros ambientes como la sala Tv, el comedor de buffet y la sala de espera en el primer nivel. Dentro del hotel podrás encontrar una tienda de souvenirs con precios casi similares a los que pudimos ver al día siguiente en la zona del castillo de Praga. Su moneda oficial es la corona checa así que puedes cambiar euros por coronas dentro del hotel a precio de mercado. El buffet del desayuno estuvo delicioso y a unos metros de allí, en un restaurante, la cena de esa noche fue la más deliciosa que comimos en europa. Muy recomendado.

Praga es la capital de la República Checa y de la ensoñadora región de Bohemia. La ciudad, con más de un millón de habitantes, es también conocida como La Ciudad de las Cien Torres o La Ciudad Dorada. Visitar Praga es como introducirse en un cuento de hadas en el que infinitas y mágicas torres acogen a pacientes princesas. ♥ Las calles parecen creadas para el simple disfrute de los sentidos y las tiendas souvenirs están decoradas atraer a sus visitantes compradores. Aunque fue difícil encontrar el cubo con la arquitectura típica de la ciudad que estuve coleccionando en todas las ciudades que visité. 😊 El marcado ambiente medieval que envuelve la ciudad es capaz de hacer retroceder a sus visitantes hasta tiempos inmemoriales para que nunca olviden un lugar tan especial.

6. Hotel Continental Budapest

Después del hotel Martin´s de Bruselas es el que más me gustó por su espacialidad, interiores y decoración en los dormitorios, el comedor buffet y su gran sala de espera, es monumental. La verdad que por estar cerca de muchos monumentos históricos y del centro histórico de la ciudad, casi lindando con el río es que su precio es caro en comparación con otros hoteles de la ciudad o de otras ciudades europeas, pero vale la pena. ♥

El nuevo hotel de diseño ⭐️⭐️⭐️⭐️ estrellas superior situado en el centro de Budapest ofrece 272 habitaciones standar, ejecutiva, deluxe, suites que reflejan las características del art deco. La armonía perfecta y elegancia fina combinando el estilo antiguo con un mundo moderno. El hotel acoge a sus huéspedes, ofreciendo servicios ejecutivos y a la medida con cinco salas de reunión totalmente equipadas, Wellness con programas de bienestar y gimnasio, y un restaurante con terraza, ARAZ, ofreciendo una selección de especialidades típicas de la ciudad.

Lo mejor del hotel es que a unas 4 cuadras está el Café New York! Tan espléndido en su ambiente como en su arquitectura e interiores. Hay música instrumental en vivo, el lugar es acogedor y como estaba cerca fuimos en grupo a degustar algunos aperitivos. El costo en general de bebidas, postres y comidas en Budapest es caro y este café no fue la excepción, pero valió la pena. ♥

7. Senator Viena Hotel

La verdad que este no me gustó mucho. El hall de recepción era muy pequeño y la capacidad de los asensores también. Con toda la bella arquitectura que existe allí, sé que podrían habernos ofrecido mejores opciones. Pero igual les comentaré de su decoración interior en los dormitorios porque sí era bello. Fue inaugurado en 2008 y ha sido renovado y renovado constantemente. El interior está decorado con colores rojo y amarillo, reflejando el ambiente alegre y acogedor.

El Senator Hotel Vienna, situado a solo 12 minutos en tranvía del centro de Viena, el ayuntamiento y la Universidad de Viena, ofrece WiFi gratuito, un bar abierto las 24 horas y habitaciones con aire acondicionado y TV de pantalla plana con canales vía satélite. Las habitaciones son amplias y disponen de una caja fuerte y baño privado con secador de cabello y artículos de aseo gratuitos como en todos los anteriormente visitados.

El bar del Senator Hotel sirve una selección de vinos austríacos, cerveza de barril y otras bebidas. En los alrededores hay una gran variedad de restaurantes. A pocos minutos en tranvía, se puede acceder a varias tabernas de vino típicas, conocidas como Heurigen, y a los viñedos situados en las zonas verdes de las afueras de la ciudad. Desde la parada de Rosensteingasse, la línea de tranvía 43 enlaza directamente con el centro de la ciudad, mientras que la línea 9 va hasta la estación de tren Westbahnhof. Hay una piscina pública cubierta a solo 5 minutos a pie, a la que no pude ir por falta de tiempo. Espero que les pueda ayudar con su búsqueda en los próximos meses o años cuando todo vuelva a la normalidad. 😊

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here